sábado, 9 de enero de 2010

LAS DIETAS ENGORDAN, COMER ADELGAZA

Después de leer las primeras páginas de este libro LAS DIETAS ENGORDAN, COMER ADELGAZA de Rafael Bolio Bermúdez publicado hace ya algunos años y del que yo no tenía conocimiento, me he sentido tan reflejada que he creído interesante recoger aquí la INTRODUCCIÓN y algunos fragmentos del capítulo ¿POR QUÉ ENGORDAN LAS DIETAS?
La obesidad es una enfermedad que ha sido tratada y maltratada por infinidad de personajes. Se han ocupado de ella tratando de curarla médicos, brujos, chamanes, comadres y hasta algún buen amigo con la mejor intención de ayudarnos.
Todos conocen alguna manera de baja rápida de peso, pero nadie sabe cómo alejar esos kilos en forma definitiva.
Podemos hacer una lista impresionante de dichas de reducción. La más conocida es TLM (traga la mitad). Otras técnicas quitan fruta y pan del menú, o bien arroz y frijoles además de la fruta y el pan.
Algunos consideran pecado mortal comer grasas y consecuentemente aconsejan que se pase uno la vida ingiriendo pollo hervido, atún sin aceite, lechugas y pepinos. Otros enredan lo más posible al incauto al recomendar ciertos alimentos durante horas precisas del día; alegan que las frutas ingeridas por la tarde o combinadas con carne engordan.
Quien intenta resolver su problema ciertamente se encuentra ante una cantidad increíble de posibilidades; lo más frustrantes que cada una parece estar en contraposición de cualquier otra.
Que esté bien claro: las estrategias de producir alimentos no eliminan el problema. Podrán susurrarle palabras bonitas, pero las dietas no cura la obesidad; bajan de peso, pero no evitan que a la larga se vuelva subir.
¿Entonces entonces qué sentido tiene escribir un libro sobre obesidad?
El exceso de grasa sí puede eliminarse. Afortunadamente para quienes padecen este problema la solución se encuentra en lo que tanto temen pero siempre anhelan: la comida.
Pero para utilizar la comida de manera eficiente y adelgazar, es necesario borrar de la mente ideas erróneas que han perjudicado en vez de ayudar y cambiarlas por nuevos conocimientos. Estos nuevos conocimientos le ayudarán a comer sin miedo y eliminar para siempre su exceso de grasa.
El libro se divide en tres partes:
la primera analiza por qué las dietas no sirven y cómo, incluso, favorece más obesidad. Además se exponen a los verdaderos responsables del aumento de grasa corporal.
La segunda presenta una técnica que los llevará de la mano para comer de todo en la cantidad que deseen y permanecer esbeltos. Éstas recomendaciones son ideales para los que comen en casa. Se acostumbra comer fuera del hogar, le recomiendo mi libro qué hacen los malditos flacos para estar flacos.
La última contesta las preguntas que se hacen con más venció sobre este programa.
Antes de aplicar las recomendaciones, lea cuidadosamente todo el libro mínimo en tres ocasiones. Al final entenderá por qué debe comer de todo para bajar de peso y porque todos sus intentos anteriores han resultado inútiles y hasta contraproducentes. (de la INTRODUCCIÓN)

Las dietas de reducción han sido severamente criticadas ya que bajo análisis científico han demostrado ser inútiles; es cierto que dejar de comer baja de peso, pero no evita que al volver a comer se recuperen los que los perdidos.
Más preocupantes aún son los recientes informes que revelan como bajar y subir constantemente de peso reduce el tiempo de sobrevida. Según investigaciones con el tiempo las dietas pueden causar más daño que la misma densidad.
Actualmente se sabe por qué las dietas que limitará elementos serán para erradicar la obesidad, , e inclusive la empeoran. Para entender esto, debemos de tener en cuenta que el hombre ya se ha enfrentado durante miles de años a la carencia de elementos.
El organismo humano es extraordinario puede adaptarse infinidad de cambios en su entorno...
la naturaleza nos ha adaptado con mecanismos de defensa que asegura nuestra superviviencia producirse la comida. Esta adaptación orgánica parece ser olvidada por los que desean adelgazar comiendo menos, pues no hay nada nuevo bajo el sol en relación con la restricción de alimentos y el organismo ya "sabe qué hacer" cuando éstos faltan: ¡Almacena grasas!
... algunas de esas adaptaciones... son:
Aumento del tamaño de peso del tubo digestivo con incremento de vellosidades: absorbe todo.
Incremento de la actividad de la lipoproteína lipasa: almacena más grasa.
Conversión de T3 a T3 reversa: reduce el consumo de grasa por los músculos.
Disminución del tono simpaticomimético: acumula grasa en el tórax y la cintura.
Eliminación de la respuesta termogénica: quema menos grasa.
Disminución de la actividad del tejido adiposo pardo: conserva más grasa.
Reducción de la masa muscular: reemplaza el músculo por grasa.
Descenso del metabolismo basal: hace más lentas todas las actividades del cuerpo.

Todas estas alteraciones se catalogan como adaptaciones orgánicas de supervivencia. Frenan tarde o temprano la pérdida de peso y capacitan al organismo para recuperar lo perdido en forma de grasa, aun cuando se esté comiendo menos.
◘ Comparar en iberlibro
◘ Comprar en Amazon
Enlaces patrocinados
cuidados en el embarazo
demanda de empleo
desarrollo web
diccionario seguros
diseño paginas web
hotels in ibiza
mejor seguro medico
responsabilidad social corporativa
seguro familiar

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada